Blogia
antonio fernández molina
Prueba Amazon Prime 30 días gratis

Recensión de Antología de poesía mística española en Revista de Espiritualidad

Recensión de Antología de poesía mística española en Revista de Espiritualidad

FERNÁNDEZ MOLINA, A. (ed.),
Antología de poesía mística española,
Libros del Innombrable,
Zaragoza, 2006, XIV, 254 pp.,
13,5 × 20 cm.

 

El autor (1927-2005), castellano, fundó la revista y colección de poesía Doña Endrina (1951); fue redactor jefe de la revista Despacho Literario, creada por Miguel Labordeta (autor que aparece en la antología), y secretario de redacción de la revista Papeles de Son Armadans, creada por Camilo José Cela; dirigió, además, la revista de creación y pensamiento Almunia. Creador infatigable y siempre atento a cualquier manifestación artística, supo transmitir en su obra la misma riqueza y libertad que testimoniaba en su vida diaria. Su amplia bibliografía da cuenta de sus dotes polifacéticas, pues le daba a la poesía, a la novela y otra narrativa, al teatro, al ensayo y a la antología (ésta es la cuarta escrita por él). El conjunto de su obra se encuentra en primera línea de las propuestas más arriesgadas y enriquecedoras de la literatura en castellano de su tiempo. En la presente Antología trabajó desde el año 2003 hasta el momento de su muerte, por lo que la publicación de la misma es póstuma, estando a cargo de Juan Francisco Nevado; hasta el diseño de portada en que, curiosamente, emplea el dibujo del Crucificado hecho por San Juan de la Cruz en el monasterio de La Encarnación de Ávila, ciudad que, por cierto, sale evocada en el poema «Qué bien sé lo que quiero», de Luis Felipe Vivanco (pp. 148-149), de quien es la traducción del francés del poema «Milagros en curso», de Juan Larrea (pp. 117-1119). Todo está relacionado, incluso la muerte del autor, que dejó sin acabar la obra, y tuvo que ser un hallazgo casual de su familia el que diera más material al editor a la hora de la versión definitiva de la antología (cf. p. XIII), que contiene unos poemas propios de Fernández Molina y un breve escrito sobre lo religioso en el arte (en «Apéndice», pp. 219-238). Faltan los poetas hispanoamericanos, pero es que se ciñó el ámbito de la compilación al territorio español. Ya se sabe que decir antología es decir injusticia (al menos, para los que no salen en la foto). Pero como nuestra razón parece necesitar de algunas pequeñas injusticias para despabilarse, bienvenidas sean estas obras en que se nos propone contemplar más allá de las palabras y más acá de los autores: la vida misma en que nace toda experiencia, especialmente la experiencia mística, de lo cual esta obra es una más, aunque distinta, en las numerosas compilaciones poéticas de tipo religioso o místico que ha ido viendo publicadas el siglo XX; desde Ernestina de Champourcín (BAC minor) hasta las de Melquíades Andrés
(BAC maior).—IHT.




Reseña de Antología de poesía mística española (Libros del Innombrable, Zaragoza, 2006) aparecida en Revista de Espiritualidad, 67 (2008). Pág. 540

0 comentarios