Blogia
antonio fernández molina
Chollo del día - Gorra Adidas 9,99 € 15 € -33%

Carta de Luisa Pasamanik

Carta de Luisa Pasamanik

Buenos Aires, 20 de Enero, 1975


A Antonio F. Molina

en Palma de Mallorca

 


Estimado A.F. Molina:


No es usual, tal vez, que un poeta le escriba a otro nada más que para expresarle su adhesión a su obra, o al menos, su simpatía por cuanto conoce de ella (de modo fragmentario, como es mi caso). Mezclados están el bien y el mal, y, en ocasiones, a tal punto acceden casi a un mismo plano lo bueno y lo malo, lo sincero y lo insincero, que elegir decir lo que sentimos se hace lo más fácil y al mismo tiempo lo más difícil. Tras este preámbulo, en realidad lo que quiero significar desde el inicio de esta carta es que me interesa su poesía, la que he tenido oportunidad de leer a través de una que otra publicación, pero más que nada la que conozco a través de Árbol de Fuego (Caracas). Y es precisamente nuestra común amiga Jean Aristeguieta quien me ha proporcionado su dirección.

Por lo que he leído y conozco de la actual poesía española (me refiero a la de nuestro sentir generacional), se halla en bastante atrás con respecto a lo que se hace en otras latitudes (no sé si aquí cabe pedir perdón por lo que digo, más bien no creo necesario pedirlo), por lo que me ha llamado la atención su "tono" poético, que constrasta con las demás voces poéticas españolas que conozco. Y refiriéndome a "tonos", se mantiene aún vigente el de EL CUELLO CERCENADO, reeditado en el Nro. 79 del Árbol. Me ha gustado. Es denso, personal. No pretendo deshacerme en elogios. Soy demasiado sobria como para eso. Pero tiene que haberme gustado, interesado su poesía para que yo escriba esta carta.

Y es todo. O quizás, no es todo. Por correo aparte le he enviado hace unos días mi último libro, publicado en Barcelona. Va por barco. Lamentablemente no pertenezco a la "élite", ni nadie por ahora tiene en miras dejarme una herencia… he ahí el problema. Vivir es entonces un duro trajinar, un dolor irremediable y repetido a diario. Como el libro va por barco, tardará, sin duda, en llegarle un mes y medio o dos. No hay alternativa, cuando no sobra el dinero. Pero le llegará de seguro un día y otro, en forma esperada o inesperada.


Un saludo cordial.

 

Luisa Pasamanik

Pd- El libro que le envié, si bien fue recientemente (xxxxx)  publicado en Barcelona, data (o fue escrito) en 1958. Avatares de la poesía.

 

0 comentarios