Blogia
antonio fernández molina

Fernando Arrabal: A propósito de la novela Solo de trompeta

Fernando Arrabal: A propósito de la novela Solo de trompeta

Solo de trompeta celebra la ceremonia del desplazamiento presidida por la locura.

Este libro surge en la literatura de aquí y de hoy como un puñetazo. Con recogimiento lo leo y lo releo.

Miguel, el enano, da una mano a Alicia y la otra a K., y con ellos y con otros fantasmas familiares, al corro, danza la figura y las figuras infernales e infantiles.

Y entonces el autor nos deja la leyenda de leyendas, disculpándose por la inocencia de sus propósitos.

Icemos la bandera de la paloma y del hidroavión; han entrado de rondón en el baluarte la confusión, el pánico, la memoria, con su trompeta y su solo de trompeta.

Desde lo real a lo imaginario Miguel y Aquilino (y Jano) saltan entre las tumbas transmitiendo la iniciación y la lagartija.

El enano, con el epidídimo cargado, injerta la cultura y el juego a palo seco. Sí.

Aquellos que desde mil novecientos treinta y tantos sólo habéis leído Mrs. Caldwell y alguna otra cosa más, volved a la novela de estas tierras. Ha sonado vuestro día: Antonio Molina acaba de escribir un libro fascinante, húmedo, competente, que marca una fecha: Solo de trompeta.

En la oscuridad siento correr entre mis piernas una babosa. Adivino que es blanca y que se llama "permanencia".

[Este texto de Fernando Arrabal lo publicó Papeles de Son Armadans, CXXV, agosto de 1966. En marzo de 2008 lo recogía para su blog La nave de los locos Fernando Vals: http://nalocos.blogspot.com/2008/03/fernando-arrabal-propsito-de-solo-de.html]


[Hasta el momento la novela Solo de trompeta ha gozado de tres ediciones: Solo de trompeta, Alfaguara, Madrid, 1965; Solo de trompeta, Prensa y ediciones Iberoamericanas S.A., Madrid, 1987 y Solo de trompeta, Editorial Prensa y Ediciones Iberoamericanas, Madrid, 1988].

0 comentarios